El Juego como herramienta metodológica

Zagalaz, Cachón y Lara (2014), definen el juego como una “actividad libre, espontánea, independiente, incierta, voluntaria, improductiva, que integra la acción con los sentimientos, las emociones y el pensamiento, favoreciendo el desarrollo personal y social y que, a veces, puede ser dirigido”. Si desglosamos esta definición, podemos encontrar una gran cantidad de aspectos en los que el juego favorece nuestra vida y nuestro aprendizaje. El hecho de ser una actividad libre y espontánea, permite desarrollar la creatividad; al integrar los sentimientos y emociones, nos ayuda a formar nuestra personalidad; el pensamiento, nos ayuda con el desarrollo cognitivo; favorece el desarrollo personal y social, que nos ayuda a desarrollar las habilidades básicas de convivencia. Ahora, analicemos que le pasa a nuestro cerebro cuando jugamos; una serie de neurotransmisores comienzan a ser secretados, que nos traen importantes beneficios: Serotonina, que mejora el estado de ánimo; Endorfinas: reducen el dolor y mejora el sistema inmunitario; Acetilcolina, mejora la concentración, la memoria, la atención y el pensamiento lógico; Dopamina, potencia el proceso de aprendizaje y la imaginación.

El juego será siempre una gran herramienta, que podremos utilizar en la escuela y en el hogar, gracias al clima positivo y lo significativo que se torna, podremos fijar mejor la información en nuestra memoria a largo plazo, permitiéndonos tener aprendizajes más duraderos.

Padres, no olviden permitir que sus hijos jueguen, ayúdenlos a crear, muestren el camino, compartan con ellos, den significado a lo que juegan, utilícenlo para las matemáticas, para el lenguaje, para las ciencias; corran, salten, lancen, giren, persigan, arranquen, atrapen, el juego motor ayudará en los primeros años a mejorar la marcha y patrones coordinativos, que luego servirán para la lectoescritura.

“El juego mantiene la esperanza del aprendizaje libre”

 

José Díaz Cerda.

Lic. en Educación / Profesor de EFI / Entrenador de Basket

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*